Las nuevas tecnologías para la iluminación industrial

Una de las grandes ventajas e incluso la más destacable de la tecnología LED es el poco impacto en el medio ambiente, y esta tecnología se está utilizando en gran medida en la iluminación industrial. La sostenibilidad de la tecnología LED viene dada por su bajo consumo de energía eléctrica, que si se compara con las anteriores como las de vapor de mercurio o las de vapor de sodio supone un ahorro considerable de hasta un 80% de energía. Este ahorro viene originado por las pocas emisiones de calor ya que al tratarse de un circuito electrónico no genera pérdidas térmicas tan grandes como las tecnologías anteriores, ya que estas requieren generar esa energía térmica para producir la energía lumínica necesaria.

Es por esto que la tecnología LED genera un ahorro energético considerable en la iluminación industrial, ya que se reducen las emisiones de CO; además del ahorro económico para la industria sin dejar a un lado la alta calidad, se disminuye el impacto hacia el medio ambiente y de esta manera se colabora en mejorar la calidad de vida en las ciudades. Un ejemplo sencillo para este ahorro energético a tomar en cuenta por los electricistas, es que solo son necesarios 140W para una nave industrial de unos 10 metros de altura.

La instalación de la tecnología Led también permite una reducción considerable en todos los costes referentes; lo que se conoce como costes de inversión, ya que estos son los que se invierten para reemplazar instalaciones de luz tradicional. Pero en este caso, se reutilizara el mayor número de elementos posibles de la instalación ya hecha. Y estos costes se reducen por el simple hecho de que la iluminación LED fue desarrollada con el objetivo de que se adapte con la mayor facilidad que se pueda en las instalaciones ya utilizadas hasta el momento, y además contando con la reutilización de materiales.

Como todo sistema eléctrico, este también requiere de un mantenimiento durante todo su funcionamiento; la ventaja es que estos costes de mantenimiento son mínimos debido a la larga vida útil que presentan. Ante un posible cambio de materiales estos son completamente reciclables ya que no contienen ninguna sustancia toxica. La tecnología LED implementada en la iluminación industrial permite reducir el consumo provocando ahorros económicos, y además del ahorro energético que generan es un claro beneficio para el medio ambiente.