La importancia del eCommerce en la venta de un producto

Para todo tipo de clientes siempre se debe dar una buena atención y servicio, y esto se relaciona con la calidad del trabajo final; y para un fotógrafo eCommerce esto es esencial, porque no es lo mismo una fotografía publicitaria para medios comunes y tradicionales que una fotografía destinada a la web; donde hay diferentes tipos de calidad, bien sea impresión, callas publicitarias o en este caso las eCommerce. Es muy importante invertir en un buen diseño y fotografía en una tienda online ya que esto garantizara un aumento considerable en las ventas, por supuesto también con el asesoramiento de un fotógrafo de moda.

Este tipo de comercio de productos y servicios está estructurado a través de las redes en donde el marketing visual es el punto de encuentro entre el comercio y los clientes; cabe destacar que para que este tipo de fotografías tengan éxito debe estar asociadas con un diseño se página web a la altura de la imágenes y al mismo tiempo de una buena gestión de la misma. Cuando la imagen se presenta con baja calidad o se ve bien, transmite al consumidor una inseguridad y falta de fiabilidad que puede resultar en el abandono inmediato de la página web por parte del consumidor, causando pérdidas en la ventas e incluso generando comentarios negativos hacia la marca y  hacia la página web, y esto se debe evitar a toda costa contando con un fotógrafo eCommerce que este a la altura el proyecto.

La iluminación también juega un papel importante en este servicio, ya que con un fondo que lo resalte, una composición y ángulo de visión atractivo, con un detalle en los colores y texturas y además de una correcta proporción del tamaño, el fotógrafo eCommerce lograra finalmente que el producto transmita una fuerza comunicativa que impacte positivamente al consumidor.

Con el fotógrafo de moda al servicio eCommerce debe informar al cliente de todos los colores, diseño, detalles y atributos del producto para que lo pueda entender muy bien, le dé seguridad y se transmita la confianza en la calidad del servicio provocando en el consumidor el deseo de obtener el producto y acabando en una compra efectiva de la marca que está viendo y no de la competencia.